lunes, 21 de febrero de 2011

El diseño o estructuración de la investigación

El papel del marco teórico referencial Toda investigación cualitativa tiene como punto de partida al propio investigador (y sus circunstancias) quien es el que decide el tópico de interés que desea comprender. En un inicio esta materia puede no estar totalmente definida y delimitada,  respondiendo más bien a un área amplia de preocupación. Generalmente se plantea que estos intereses pueden surgir de la vida cotidiana, de experiencias personales o profesionales, de la lectura de otras investigaciones, de temas sugeridos o asignados, entre otras fuentes de procedencia (Rodríguez, Gil & García,1999; Strauss & Corbin, 1991).

En virtud de éste primer tópico de interés el investigador se aboca a la revisión de la literatura relacionada y a la realización de un rastreo de los principales constructos teóricos desarrollados sobre el tema que le provean de un contexto de lo que se ha dicho o se hecho sobre la materia que le ocupa. Orienta esta búsqueda la necesidad de elaborar un marco teórico amplio que permita disponer de una variedad de perspectivas y conceptos para dialogar con esos hechos que han llamado su atención como investigador.

Tanto para las metodologías cuantitativas como las cualitativas la función del marco teórico
es la de fundar la relevancia social y disciplinar del problema de investigación. En metodologías cuantitativas la relevancia social y disciplinar son argumentadas en el marco teórico

a) en el caso de la relevancia social, dando cuenta del interés público sobre el problema.

b) en el caso de la relevancia disciplinar, dando cuenta de la falta de estudios o la necesidad de especificar y desarrollar las investigaciones preexistentes.

En cambio, en metodologías cualitativas la relevancia social y disciplinar son fundadas en el
marco teórico:

A)    En el caso de la relevancia social, argumentando una necesidad pública, declarando como problemas condiciones no problematizadas o bien, problematizando la forma en como han sido tratados en el ámbito público.

B)    En el caso de la relevancia disciplinar, declarando en base a investigaciones preexistentes, condiciones no problematizadas o bien, problematizando las formas en que ciertos temas han sido definidos y estudiados en el ámbito disciplinar.






En otras palabras, en la investigación cualitativa el marco teórico no cumple la función de delimitar la indagación del investigador a una cierta teoría con su sistema de hipótesis a ser operacionalizadas en variables para su comprobación o refutación en consistencia con un carácter conservador, como sucede en el caso de las metodologías cuantitativas. Por el contrario, tiene un carácter referencial y crítico es decir, da cuenta y expone los principales autores, enfoques, métodos, investigaciones, interpretaciones y conclusiones sobre el área o áreas cercanas (Martínez, 1997), a la vez que son sometidas a análisis como maneras de indagación dominante, reflexionando sobre sus efectos, destacando lo que no se ha estudiado, relevando los temas supuestos, criticando las formas de investigación, etc.

Así la forma que adquiere el marco teórico en metodologías cuantitativas es la de un argumento que se sigue lógicamente. Por el contrario, en metodologías cualitativas el marco teórico no sólo adquiere una forma argumentativa, sino que también adopta una forma crítica, donde el  investigador reflexiona sobre las prácticas de conocimiento respecto del tema de interés y se hace responsable de la manera en que fundará la relevancia del problema que le interesa estudiar.

Esta manera de entender y elaborar el marco teórico contribuye en varios sentidos a la investigación:
_ como fuente de información para ubicar y formular nuestro problema de investigación

_ resguardándonos de no comprometernos con un único sistema teórico, conceptual e interpretativo que no sabemos si será el más adecuado para comprensión del fenómeno que nos interesa

_ a la vez que, surtiéndonos de una variedad de sistemas teóricos, conceptuales e interpretativos para dialogar con y contrastar los resultados y conclusiones de nuestra investigación (Martínez, 1997).

Tal como se señalaba en el apartado anterior, la elaboración del marco teórico estará sujeta a constantes reformulaciones de acuerdo al carácter simultaneo e iterativo del proceso de  investigación cualitativa. En tal sentido y como plantea Ruiz (1996) al poner en relación los datos y los conceptos podremos vernos en la necesidad de realizar nuevas búsquedas bibliográficas que nos nutran de otros entendimientos para el diálogo con nuestros resultados.


La formulación del problema y las preguntas para su investigación.

Simultáneamente a la identificación de antecedentes, se va acotando la materia de interés, el problema y las preguntas de investigación. Esta elaboración del problema y la formulación de las preguntas de investigación son un aspecto trascendental en el proceso de investigación puesto que, en esta reflexión planteamos las posibilidades y alcances de nuestra indagación.

Pero, ¿a qué llamaremos problema? y ¿cómo lo formularemos?.

En primer lugar, deberemos identificar una condición para formularla como un problema.

Una condición es un fenómeno presente en una comunidad, que puede o no ser problemática. Una condición deviene en un problema cuando es nombrada o reconocida públicamente como una cuestión que requiere de acciones y esfuerzos para su comprensión, resolución o cambio, o cuando es problematizada por el investigador como tal (referencia- Román & Tomicic, 2003).
Como investigadores también participamos en la construcción de problemas cada vez que decidimos indagar un tópico de la vida social y logramos que nuestra investigación sea reconocida por la comunidad científica, habitualmente a través de un financiamiento. Nos enfrentamos pues, a la cuestión de fundar este problema en términos de su relevancia (disciplinar y social) para que la comunidad científica y social lo reconozcan como tal y esté dispuesta a respaldar su estudio.

Para fundar el problema desde su relevancia disciplinar acudiremos a los datos disponibles en el campo desde el cual nos aproximamos al problema y a una revisión de las investigaciones que se han realizado sobre la materia, considerando diferentes planos y, perspectivas teóricas y empíricas.

Respecto de la relevancia social, realizaremos una búsqueda de la información estadística disponible sobre la prevalencia e incidencia del problema, a la vez que nos ocuparemos de
dar cuenta de la manera en que es un tema de interés, presente en las políticas públicas.

Sin embargo, hasta aquí lo señalado no plantea ninguna diferencia en la manera de entender y formular un problema entre una perspectiva cuantitativa tradicional y una cualitativa. ¿Cuáles son entonces las particularidades que propone a nuestro entender la perspectiva cualitativa respecto de la formulación del problema de investigación?.

 Al menos dos:

_ La primera dice relación con una actitud reflexiva y crítica hacia la producción del conocimiento y su relación con el poder, que se traduce en una especial preocupación y sensibilidad hacia problemas sociales que involucran la dignidad de las personas, la igualdad y la justicia social.

_ La segunda plantea una manera particular de mirar los problemas. Habitualmente, en las aproximaciones metodológicas tradicionales, el problema es levantado a partir de una preocupación social que se hace evidente, por ejemplo, a través del acontecer noticioso a nivel de la comunidad nacional o de comunidades más reducidas o locales como lo puede ser una disciplina.

En metodologías cualitativas, en cambio, no sólo interesan los problemas sociales acuciantes, sino que además se plantea como labor hacer visibles aquellos problemas que son invisibles a la sociedad. En este sentido, debemos preguntarnos por la realidad que estamos contribuyendo a construir a partir de los problemas de investigación que formulamos.

Así por ejemplo, nuestro tema y problema de estudio podría ser la violencia intrafamiliar.
¿Cómo podríamos fundar socialmente que este es un tema y un problema relevante a indagar?.

- Traeríamos a la mano recursos estadísticos que dieran cuenta de la incidencia de la violencia intrafamiliar en el país, argumentando además la existencia de una “cifra negra” respecto del fenómeno por la diferencia entre lo que efectivamente sucede y lo que la gente es capaz de decir, es decir la dificultad social de hacerse cargo del problema.

- Podríamos mostrar la preocupación social que despierta el problema dando cuenta de las políticas públicas y programas desarrollados en nuestro país para abordarlo:

La creación del Servicio Nacional de la Mujer (SERNAM) y el Servicio Nacional del Menores (SENAME), la existencia de la ley 19.325 sobre violencia intrafamiliar y los lineamientos técnicos propuestos por el SERNAM y el SENAME.

¿Cómo podríamos fundar disciplinarmente que es relevante abordar este tema y problema desde la psicología social?

- Podríamos mostrar los distintos modelo teóricos que se han ocupado para explicar este problema, señalando sus distintos énfasis. Así podríamos mencionar las explicaciones provenientes desde el psicoanálisis que enfatizan una explicación constitutiva e intrapsíquica sobre la violencia; las  provenientes del modelo ecológico que enfatiza una explicación sistémica y relacional en la emergencia del problema; y las provenientes del modelo feminista que resaltan los discursos sociales que construyen una sociedad patriarcal basada en el control, el dominio y una distribución desigual del poder.

- Podríamos argumentar a partir de la precedente revisión, por ejemplo, que todas estas explicaciones ha sido construidas desde un mundo adulto, pero que se desconocen las explicaciones que surgen en la vida cotidiana del mundo infantil.

Podríamos formular entonces como pregunta de investigación ¿Cómo explican los
niños la violencia intrafamiliar?

Entonces, ¿Cómo fundaríamos la relevancia de estudiar las explicaciones de los niños sobre
la violencia intrafamiliar?

- En términos sociales y disciplinares podríamos esgrimir como argumentos que los niños serán los futuros adultos de nuestra sociedad y, que a partir de sus explicaciones podríamos comprender como es que los niños participan de la violencia intrafamiliar, cómo la definen, cuán normal o anormal la consideran y qué consecuencias les acarrea para su vida cotidiana el explicársela de esa manera.

- Además, podríamos señalar que usualmente los modelos teóricos que intenta explicar la violencia al interior de la familia, sitúan a los niños como víctimas pasivas con consecuencias directas sobre su persona y posibilidades de desarrollo, construyendo a la infancia como un lugar de paso y formación (o in-formación).

 De esta manera, se desatiende la participación activa de los niños en la explicación y construcción de su mundo, que trae como consecuencias variadas interpretaciones sobre la violencia  intrafamiliar, cumpliendo distintas funciones, entre ellas por ejemplo, la de resguardar su persona y asegurarse un buen desarrollo.

- Por último, podríamos agregar que los niños no solo habitan sus familias, sino que un tiempo importante de sus vidas transcurre en el sistema educacional, permeándose con las experiencias de sus pares y, con los consensos y normas sociales transmitidas a través de la escuela, los textos escolares y los profesores a cargo. Podríamos suponer entonces que sus explicaciones son portadoras y síntesis de los discursos sociales que construyen la moral y las normas respecto a la convivencia social y familiar.

El problema de investigación podría quedar formulado en los siguientes términos:

- Teniendo en consideración la prevalencia de la violencia intrafamiliar en nuestro país y, la escasa importancia que se le ha dado al estudio de los sentidos que las personas le dan a este fenómeno, en particular los niños, este estudio pretende aportar a su comprensión a partir de la manera en que la violencia intrafamiliar es explicada por niños y niñas de enseñanza básica, y los efectos de este dar cuenta para su vida cotidiana y la construcción de la vida social.

Así, en este proceso de reflexión y argumentación que conduce al planteamiento del problema, lo que se logra es afinar y verbalizar de forma clara y accesible la idea de investigación (Hernández, fernández y Baptista, 1994).

Una vez identificado y formulado un problema de investigación en los términos recién señalados, tendremos una primera noción de qué es lo que indagaremos. Sin embargo, para acotar y a la vez dar cuenta de la variedad de aspectos que queremos explorar sobre el problema así construido, es necesario avanzar en la formulación de preguntas de investigación.

En términos generales las preguntas de investigación pueden ser de utilidad por tres razones:

_ Nos permiten reformular y acotar el problema identificando las interrogantes que admiten la búsqueda de respuestas a través de una agenda de acciones a seguir, es decir el diseño de investigación (Whetherell, Taylor & Yates, 2001).

_ Prefiguran el cómo o la metodología de investigación que será utilizada para abordar el problema, ya sea a partir del tipo de información requerida, ya sea a partir del tratamiento que se le dé a esa información durante su análisis (Strauss & Corbin,1990).

_ Las preguntas contienen la naturaleza de los resultados que éstas proporcionarán y, por lo tanto dan cuenta de una perspectiva de aproximación al problema. Por ejemplo, podemos preguntarnos por las características de las interacciones de los actores de un problema, por los contenidos del problema o por los discursos que son utilizados para explicar el problema y, para cada una de estas preguntas podremos aventurar que los resultados hablarán sobre las conductas, los significados y los sistemas simbólicos respectivamente (Roman & Tomicic, 2003).




Donde en la acción de interrogación indica un enfoque cualitativo de aproximación al fenómeno, al preguntarnos (la manera cómo) por los procesos y cualidades que configuran la explicación de la violencia intrafamiliar en niños y niñas; en el objeto de estudio se señala como unidad de análisis las explicaciones o sentidos respecto del tema violencia intrafamiliar y; en el campo se da cuenta de la infancia, específicamente niños y niñas en edad escolar, como contexto de relevancia para el objeto de estudio señalado.



Así pues, esta pregunta de investigación participa en la formulación y acotación del problema de investigación al dar claves para tomar de decisiones en el contexto del diseño de investigación, prefigurando una metodología cualitativa, una muestra conformadas por niños en edad escolar, un dispositivo de recolección conversacional y, algún tipo de análisis del discurso.

El planteamiento de una pregunta de investigación cualitativa requiere dar cuenta de y  ofrecer a la vez espacio de indagación la respecto del problema formulado, que permita generar respuestas de valor social y disciplinar. Es importante que interrogue al fenómeno respetando su carácter dinámico, complejo y total, junto con generar un espacio de diálogo que ofrezca la posibilidad de mirarlo desde perspectivas alternativas que nos permitan acceder a comprensiones variadas sobre la materia en cuestión.

No debemos olvidar que el diseño siempre es preliminar y flexible frente a la exploración del fenómeno de investigación. Es decir, el problema y las preguntas que hemos formulado  inicialmente pueden ir cambiando a lo largo de nuestra investigación en razón de los
primeros análisis y hallazgos.



El planteamiento de objetivos de investigación


El objetivo general cumple la función de dar cuenta del tipo de resultados que serán obtenidos en el proceso de investigación y que permitirá responder a la pregunta de investigación.

Al igual que en la formulación de la pregunta de investigación, la elaboración del objetivo general es parte del proceso de formulación y acotación del problema de investigación, precisando la metodología, proyectando la muestra, los dispositivos de recolección y, las maneras como serán analizados los datos. En su elaboración se persigue dar cuenta de y ofrecer un producto que constituya una respuesta consistente y, de valor social y disciplinar a la pregunta de investigación. Junto con lo anterior, es importante que el producto que oferte (la unidad de análisis) respete el carácter dinámico, complejo y total del fenómeno, a la vez Entonces, a través de la formulación de objetivos generales señalaremos los aspectos del problema que nos interesa investigar, es decir, el objeto de estudio. A la vez identificaremos los aspectos contextuales del objeto de estudio, es decir, el campo de estudio .

Se puede graficar la estructura del objetivo general de la siguiente manera:

Rafico

Una vez formulado los objetivos generales que concretizan la investigación, nos preocuparemos de enunciar los objetivos específicos. Cumplen la función de especificar el objetivo general, dando cuenta de los distintos resultados y aproximaciones a la comprensión del fenómeno que, requerimos para configurar el resultado final comprometido para responder a la pregunta de investigación. En su construcción precisaremos

a) los elementos que componen el objeto de estudio.

b) el campo de estudio.

c) junto con las acciones cognoscitivas que deberemos realizar en relación a ellos para alcanzar nuestro objetivo general.


Al igual que en los objetivos generales de una investigación, se puede graficar la estructura
de los objetivos específicos de la siguiente manera:


Donde la acción cognoscitiva indica el producto que deseamos generar para alcanzar nuestro objetivo general (Describir, Explicar, Identificar, etc,), el objeto de estudio se descompone en los elementos que configuran la unidad de análisis, el campo da cuenta de los contextos en los cuales el objetivo general señala ocurrirá la indagación. A demás, en la formulación de los objetivos específicos y Al formular el problema y la pregunta de investigación y, al elaborar los objetivos que ofertan una manera de responder ella, vamos precisando y aclarando los propósitos de la investigación. A la vez, con esta claridad construimos un diseño lo suficientemente flexible como para que, a lo largo del estudio, reformulemos las preguntas y objetivos del estudio en virtud de dichos propósitos.


1 comentario:

  1. toda investigación cualitativa tiene como punto de partida al propio investigador ya que este es el que decide que tanto interes se le da al asunto

    ResponderEliminar